martes, 4 de julio de 2017

Próxima aventura: Los engranajes de la Gran Ciudad Móvil

Después de la caída de la Gran Barrera, los psiónicos, maestros, gnomáticos y tecnomantes se pusieron a construir el mayor ingenio de la tecnología: La Ciudad móvil, un enorme barco con más de diez cubiertas, cien velas, y doce enormes patas mecánicas de varias decenas de metros. Tras los preparativos, la gran Ciudad móvil se pone en marcha, dejando atrás las Tierras Natales y poniendo rumbo a lo que hay más allá de la Gran Barrera.

La vida en la Gran Ciudad Móvil transcurre como en cualquier otra gran urbe, cada día se da el parte mediante los altavoces mecánicos, se recibe la ración diaria de comida y el tiempo transcurre en las cubiertas.

Pasan semanas de tranquilidad, hasta que bajo una enorme tormenta, la ciudad móvil se resiente, sus engranajes crujen y, sucedido de una explosión submarina, la nave oscila.

Al día siguiente, se evalúan los daños de la nave, las cuatro patas mecánicas de estribor se han dañado, no responde a las órdenes del puente de mando y varias brechas de agua se han abierto en el casco. Es necesario empezar las labores de reparación.

Los engranajes se encuentran en la parte baja de la Ciudad Móvil, se acceden a ellos a partir de un ascensor de estribor al cual solo tiene acceso los trabajadores de esa zona. Formáis parte de un grupo de reparación y exploración, vuestro objetivo es inspeccionar los engranajes y arreglarlos si es posible. Durante el camino, cuanto más os acercáis a los engranajes, se hace más patente las averías que han sufrido la estructura de la ciudad móvil por culpa de la tormenta. Veis goteras en varios sitios, tuberías rotas, engranajes en el suelo y parte de las juntas de madera y hierro están dobladas.


Al final llegáis a una gran puerta metálica con una cerradura. El oficial de cubierta saca unas llaves y os avisa: “Se han notificado brechas del casco en esta zona. Tened cuidado, no sabemos que puede haber traído el agua.” Empieza a abrir la puerta, y tras varias vueltas de llave la puerta se abre. “Recordad, debéis arreglar los engranajes de todas las patas que se hayan roto y revisar el resto.” Os recuerda el oficial de cubierta mientras os indica el interior…

Próximamente una aventura gratis de PostQuimeria